domingo, 30 de septiembre de 2012

Que a la gente como yo sólo nos interesan las estrellas...

Suena "Rincón exquisito", de Second (¿no es absolutamente preciosa?)

..."Desde aquella habitación, desde aquel rincón tan exquisito, lanzamos un mensaje para todo el universo"... 

S. es un amigo mío que buscaba quién le vendiese algo de maría. T. es mi vecina, entusiasta fumadora que desde hace un tiempo también cultiva.

Yo no fumo y la única vez que me fumé un porro (celebrando conmigo misma mi 30 cumpleaños) lo único que conseguí fue una taquicardia considerable. En mayo pienso plantar semillas y reconciliarme con la marihuana. Pondré todo de mi parte, a ver ella cómo responde.

Bueno, a lo que iba.

Sabiendo como sé que S. tiene novia (o algo así) y que es de natural melofollotodo y sabiendo también que T. es muy buena chica pero de estabilidad delicada lo primero que hice antes de ponerlos en contacto fue decirle alto y claro a T. que S. tenía novia. Que hiciera lo que quisiera y se le antojase pero yo no quería verme salpicada después por malos rollos. Y así fue. Se liaron y cuando T. se dió cuenta de que S. no pensaba dejar a su novia ni nada similar hubo lío. Y yo en medio.

Pues se han reconciliado porque a uno le gusta follar y a la otra no le sobra un poco de alegría. Y yo sé qué día toca porque S. aparca el coche en mi calle.

A S. le tengo cariño. Es alto y rubio, de ojos azules y un cuerpazo que... está muy bien el chico, vaya. Y encima es inteligente y simpático, y un cachito de pan. Y me dice que estoy tó güena y yo me río y hago como que le creo mientras le apunto al pecho con el índice y le digo que no me agote a la vecinita.

Pues esta noche estaba mirando por la ventana cuando veo llegar el coche de S. Y no aparca delante de la casa de T., que está casi al lado de la mía, sino bastante antes, para que yo no lo vea.

Le he mandado un mensaje cachondeándome un poco de sus tretas, y él me ha llamado capulla, y yo le he dicho que pa capullo el suyo, y él se ha cagao en tó porque le he pillado.

Y no dejo de pensar el poder que tenemos sobre los demás a veces sin percatarnos. Cuatro comentarios tontorrones y consigo que un tío de 1'90 se esconda de mí para follar. Aún no debió darse cuenta de que soy pequeña y absurda y de que no quiero tener poder sobre nadie, que a mí lo único que me interesa de noche es mirar un ratito las estrellas antes de bajar la persiana.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Hojas viejas

Suena The concept, de Teenage Fanclub.


"...que, después de haberme dicho que los dragones no existían, me condujo a su guarida."

Dedicatoria de "Alguien voló sobre el nido del cuco", de Ken Kesey.


Mi mesilla de noche:




No puedo evitarlo, me gustan los libros de segunda mano. Con su olor entre ácido y amargo (sí, describo los olores con adjetivos de gusto, qué pasa), sus páginas amarillentas, las notas de otros lectores que a veces te encuentras mientras los lees, esas portadas tan especiales y bellas de algunos... 

No me gusta quedarme con libros que no me han enganchado así que cuando junto tres o cuatro me voy a la tienda y los vendo. Y me dejo el doble de lo ganado en nuevas adquisiciones. Bueno, nuevas igual no es la palabra más acertada. 

Esta vez han caído siete: Oliver Twist (Dickens), Alguien voló sobre el nido del cuco (Kensey- ¡edición del 62!-), Niebla (Unamuno), La gata (Colette), Cielos de barro (Dulce Chacón), El porvenir de mi pasado (Benedetti) y La hojarasca (García Márquez). Como ves tengo tendencia hacia los clásicos. El último gordote era el que estaba leyendo y al que he dado un descando (o me lo he tomado yo), el tercero de la saga "Canción de hielo y fuego" (¿Se puede tener un título más bonito?). 

Y vamos, que voy a estar muy ocupadita este mes (sí, solo un mes, leo muy rápido, en una semana ya he acabado tres). 

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Freddie, mon amour.

 Un 5 de Septiembre nació mi adorado Freddie Mercury, que además también era gatófilo (La canción Delilah -clic para escuchar- está dedicada a su gata). Ya lo recordaba el otro día Naar y, como ella, yo también prefiero celebrar la fecha de su nacimiento y no la de su muerte.















Puro espectáculo en el escenario, buscad el conocido concierto de Wembley del 86, por ejemplo, y veréis lo que es un artista. Qué voz, qué forma de moverse, qué todo. Y mira que es delgadito, con bigotazo, y con los dientes que se le quieren escapar de la boca... pero yo me lo comería. Enterito. El bigote también.

Bohemian Rhapsody es una canción muy especial que la primera vez que la oí no me gustó nada y ahora me encanta (tanto que cerrará la ceremonia -civil- el día de mi boda).

Don´t stop me now es mi canción. Me acompañará siempre. Tiene un ritmo espectacular que te levanta el ánimo hasta en los peores momentos. Nada como hacer el indio un rato bailandola de una esquina a otra de la habitación (o de la casa) para notarte mejor.

Y para finalizar un vídeo con la canción homenaje que le compusieron sus compañeros de grupo cuando falleció, No one but you.